YOGA EN VALENCIA

La meta del Yoga



Mientras pienso, transcurren muchos momentos, y a cada momento hay un cambio de idea; pero sólo se notan estos cambios al final de la serie. A esta serie se le llama sucesión; mas para la mente que ha realizado la omnipresencia no hay sucesión, pues todo lo tiene presente y no existen para ella pasado ni futuro. Todo lo conoce fulgurantemente.

Al llegar a este punto, ha cumplido la Naturaleza, nuestra tierna nodriza, la tarea que se impuso. Suavemente tomó de la mano al alma de sí misma olvidada y le mostró todas las experiencias que había de adquirir en el universo, todas las manifestaciones, llevándola de alto en alto en diversos cuerpos, hasta que recobrada su perdida gloria recordó su esencial naturaleza. Entonces la amorosa madre volvióse por el mismo camino por donde había venido para favorecer a otros que también se habían extraviado en el desierto sin ruta de la vida. Y así actúa sin principio ni fin. Así a través del placer y el dolor, del bien y del mal fluye el infinito río de las almas hacia el océano de perfección, de conocimiento de sí mismas.

¡Gloria a quienes reconocieron su propia naturaleza!
¡Que su bendición recaiga en todos nosotros!

Swami Vivekananda

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: