YOGA EN VALENCIA

La quietud de la mente



Saṃsāra, la transmigración de la vida, tiene lugar en la propia mente. Manténgase entonces la mente pura; pues un hombre se convierte en aquello que piensa: este es un misterio de Eternidad.

La quietud de mente supera a las accions buenas y malas, y en la quietud, el alma es Una: entonces se siente el gozo de la Eternidad.

Si los hombres pensaran en Dios tanto como piensan en el mundo ¿quién no alcanzaría la liberación?

La mente del hombre es de dos tipos: pura o impura. Impura cuado se halla bajo las ataduras del deseo, pura cuando está libre de deseo.

Cuando la mente está en silencio, más allá de la debilidad o de la no-concentración, puede penetrar un mundo mucho más allá de la propia mente: el más alto fin.

Maitrī Upaniṣad (II, 3-7)

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: