YOGA EN VALENCIA

El Señor dio esta vida



Él es quien está en el interior; Él es la Luz interior;
Él no se mueve lo más mínimo del interior;
Él y vuestro corazón están por tanto juntos,
aunque el corazón Su Forma no conozca.

El Señor que dio una vida tan dulce,
me aprisionó en las miserias del pasa;
Él dio forma a una estructura esquelética,
con carne y piel la vistió;
prendiendo después la chispa de la vida,
Él me apresuró hacia la aniquilación.

Uniendo a Hari, Hara y Brahma,
el Señor Primigenio dio forma a este cuerpo.
Los órganos sutiles de los sentidos puso dentro.
No conocemos el tesoro
que Él ha encerrado aquí.

El Señor es la luz de nuestros ojos;
Él nos ama,
Él es el Primigenio
-Masculino, Femenino y Neutro es Él.
Lenguas alabando y corazones derritiéndose
no buscan el camino
que lleva al Lago Celestial.

Tirumantiram (I, 431-434)

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: