YOGA EN VALENCIA

escrituras

El más alto amor

Escrito por yogaenvalencia 03-02-2013 en General. Comentarios (1)


Śri Kṛṣṇa dijo:

Muchos son los significados escritos para el alcance del más alto bien, como el amor, el cumplimiento del deber, el autocontrol, la veracidad, los sacrificios, los regalos, la austeridad, la caridad, los votos y la observancia de los preceptos morales. Podría nombrar más, pero de todos los que nombrara, el Amor es el más alto. Amor y devoción hacen que un hombre se olvide de todo lo demás. Amor que une al amante conMigo. ¡Que inefable alegría halla el hombre a través del amor hacia Mí, el bienaventurado Ser! El uiverso se colma de placer cuando uno sólo halla placer en Mí. Ni la posición de Brahmâ, ni la de Indra, ni la dominación del mundo, ni el misterio del poder, ni siquiera la salvación preocupan al devoto que se ha entregado a Mí. Ése es el devoto más querido por Mí. Aunque sin ser maestro de sus sentidos, nunca es vencido por ellos. Su devoció por Mí es su particular gracia de salvación.

Como el fuego quema todas las astillas, convirtiéndolas en cenizas, así la devoción a Mí, oh Uddhava, destruye toda maldad.

Śrīmad Bhāgavatam

El Señor dio esta vida

Escrito por yogaenvalencia 31-01-2013 en General. Comentarios (0)


Él es quien está en el interior; Él es la Luz interior;
Él no se mueve lo más mínimo del interior;
Él y vuestro corazón están por tanto juntos,
aunque el corazón Su Forma no conozca.

El Señor que dio una vida tan dulce,
me aprisionó en las miserias del pasa;
Él dio forma a una estructura esquelética,
con carne y piel la vistió;
prendiendo después la chispa de la vida,
Él me apresuró hacia la aniquilación.

Uniendo a Hari, Hara y Brahma,
el Señor Primigenio dio forma a este cuerpo.
Los órganos sutiles de los sentidos puso dentro.
No conocemos el tesoro
que Él ha encerrado aquí.

El Señor es la luz de nuestros ojos;
Él nos ama,
Él es el Primigenio
-Masculino, Femenino y Neutro es Él.
Lenguas alabando y corazones derritiéndose
no buscan el camino
que lleva al Lago Celestial.

Tirumantiram (I, 431-434)

El monje

Escrito por yogaenvalencia 28-01-2013 en General. Comentarios (0)


Pacífico de cuerpo, pacífico de habla, y con la mente completamente detenida, el monje que se ha deshecho del apego al mundo es llamado "completamente en paz"

Debes alentarte a ti mismo. Debes contenerte a ti mismo. Cuando estés autoprotegido así, vivirás feliz como un monje.

Uno es su propio guardián ¿qué otro guardián podría tener? Uno es su propio destino. Por lo tanto, uno debe entrenarse a sí mismo como un mercader lo hace con un caballo pura sangre.

El monje que experimenta gran alegría y tiene confianza en la enseñanza del Buddha, llegará al estado de paz, la satisfacción de detener las funciones de la mente.

Cuando un monje, aún en la juventud, se aplica a sí mismo en la enseñanza del Buddha, ilumina el mundo como la luna liberada de las nubes.

Dhammapada (XXV, 13-17)

La quietud de la mente

Escrito por yogaenvalencia 25-01-2013 en General. Comentarios (0)


Saṃsāra, la transmigración de la vida, tiene lugar en la propia mente. Manténgase entonces la mente pura; pues un hombre se convierte en aquello que piensa: este es un misterio de Eternidad.

La quietud de mente supera a las accions buenas y malas, y en la quietud, el alma es Una: entonces se siente el gozo de la Eternidad.

Si los hombres pensaran en Dios tanto como piensan en el mundo ¿quién no alcanzaría la liberación?

La mente del hombre es de dos tipos: pura o impura. Impura cuado se halla bajo las ataduras del deseo, pura cuando está libre de deseo.

Cuando la mente está en silencio, más allá de la debilidad o de la no-concentración, puede penetrar un mundo mucho más allá de la propia mente: el más alto fin.

Maitrī Upaniṣad (II, 3-7)

El Yoga de la Meditación

Escrito por yogaenvalencia 19-01-2013 en General. Comentarios (0)


Se dice "está unido" de aquél cuya mente, perfectamente controlada, descansa sólo en el Yo, libre de todo anhelo por los objetos del deseo.

El yogi de mente controlada que practica Yoga en el Yo, que está absorto en el Yoga del Yo, es com la luz que, colocada en un lugar sin viento, no vacila.

Cuando la mente, controlada por la práctica del Yoga, consigue la quietud, y cuando viendo el Yo por el Yo se está satisfecho en el propio Yo,

cuado el yogi siente esa dicha infinita que el intelecto puro puede comprendery que trasciende los sentidos, cuando se encuentra establecido allí donde nunca se separa de la Realidad, y piensa que, habiéndolo conseguido, no hay otra ganancia superior, allí donde no le conmueve ni el dolor más intenso;

a eso se le llama Yoga, la separación de la unión con el dolor. Hay que practicar este Yoga con determinación y sin que la mente se desaliente.

Srîmad Bhagavad Gîtâ (VI, 18-23)