YOGA EN VALENCIA

yukteshvar

El gozo inagotable

Escrito por yogaenvalencia 25-12-2012 en General. Comentarios (0)


Dios es Gozo eternamente renovado. Él es inagotable. A medida que continúes con tus meditaciones a través de los años, te fascinará Su infinita ingeniosidad. Los devotos que, como tú, han encontrado la vía para comulgar con Dios jamás sueñan siquiera con intercambiar al Señor por cualquier otra felicidad. La seducción divina está más allá de toda posibilidad de competencia.

¡Qué pronto nos hastiamos de los placeres mundanos! El deseo de cosas materiales no tiene límite; el hombre jamás está completamente satisfecho y persigue una meta tras otra. Ese "algo más" que busca es el Señor, el único que puede proporcionarle gozo imperecedero.

Los deseos externos nos sacan del Jardín del Edén interno, ofreciéndonos falsos placeres que únicamente remedan la felicidad del alma. El paraíso perdido se recupera rápidamente a través de la meditación. Puesto que Dios es la "Eterna Novedad" inesperada, jamás nos cansamos de Él. ¿Podríamos saciarnos de la bienaventuranza, deliciosamente variada a través de la eternidad?

Swami Yukteshvar Giri

Dueño de su destino

Escrito por yogaenvalencia 23-10-2012 en General. Comentarios (0)


El mensaje vigorosamente proclamado a través del cielo, en el momento del nacimiento, no debe enfatizar la fuerza del destino individual —como resultado de un pasado bueno o malo—, sino que debe despertar en el hombre la voluntad de escapar de la esclavitud universal. Lo que él haya hecho en el pasado, él mismo puede anularlo. Nadie más que él fue el instigador de las causas cuyos efectos está actualmente experimetando en su vida. El hombre puede vencer cualquier limitación, porque él mismo las ha creado mediante sus propias acciones y porque posee recursos espirituales que no están sujetos a las influencias planetarias.

El supersticioso temor hacia la astrología nos hace autómatas, dependientes de una guía mecánica. El hombre sabio vence la influencia de sus planetas
—o, lo que es lo mismo, de su pasado—, transfiriendo su lealtad de la creación al Creador. Cuanto más tome conciencia el hombre de su unidad con el espíritu, menos podrá ser dominado por la materia.

Swami Yukteshvar Giri